Filma tu clase

¡Grabar no tiene que ser una monserga! Sigue leyendo para conocer nuestros consejos para todos los formatos de video, así como para capturar audio y metraje secundario de alta calidad.

En este artículo:

Consejos generales para grabar

Estos son algunos consejos general que deberías tomar en cuenta al grabar tu clase.

  • Prepárate para grabar varias tomas. Para fines de la edición, es posible que quieras grabar una lección más de una vez, de ser posible, para tener más metraje con que trabajar. Para cada vez que comiences a grabar una parte nueva, contempla usar una claqueta o pizarra (que produzca señales visuales y sonoras) e incluir en ella el número de lección y de toma. Esto facilitará mucho la organización del metraje y las tomas repetidas durante la posproducción.
  • Graba tu clase en segmentos breves, así como esté en el esquema de tu clase. Para los videos de exposición en primer plano, puede ser útil grabar una toma y luego verla mientras tomas nota de las mejoras que tienes que hacer.
  • Graba al final el video de introducción. Como el video de introducción es lo que tus estudiantes ven primero, lo mejor es que tu manera de hablar esté pulida al máximo aquí. Grabar la introducción después de filmar todas las lecciones también te da la oportunidad de cambiar el planteamiento de tu clase si hiciste cambios durante la creación. Para soltarte ante la cámara, una alternativa es que primero grabes el contenido que te haga sentir más emoción o que te parezca más fácil.

Grabación de audio

Para todos los formatos de video (exposición en primer plano, demostración física, grabación de pantalla o presentación de diapositivas), te recomendamos grabar el audio por separado con un micrófono externo de alta calidad (como uno de solapa) para reducir los ruidos de fondo y la turbiedad en general. Consulta nuestro artículo “Elige el equipo adecuado” para conocer recomendaciones específicas.

Al grabar audio, toma en cuenta los siguientes consejos:

  • El micrófono debe estar de 15 a 30 centímetros alejado de tu boca y debes apuntarlo a ella desde un poco abajo o un poco arriba. Si usas un micrófono de solapa, asegúrate de que no se esté frotando con tu cabello, ropa o alhajas.
  • Graba en un lugar chico para tener mejor acústica y evitar lo más posible el rebote de sonido. Podrías grabar tus segmentos de voz en un armario o cubrir con sábanas las superficies duras (que facilitan el rebote), como las mesas.
  • Si puedes, ajusta la ganancia o nivel de grabación de tu micrófono al 75 % de la entrada a fin de evitar la distorción.
  • Siempre lleva a cabo una prueba rápida antes de grabar lo que sea para asegurarte de que el micrófono funciona bien donde lo colocaste. Reproduce la grabación (lo ideal es hacerlo con audífonos puestos) y escúchala en busca de crujidos, zumbidos o volumen bajo.
  • Usa la misma ubicación y acomodo de audio en todos tus videos para asegurarte de que el audio tenga una calidad constante.

Grabación de exposiciones en primer plano o demostraciones físicas

Además de una buena iluminación, un fondo con el estilo adecuado y un audio claro y constante, te recomendamos lo siguiente para tus videos con exposiciones en primer plano y demostraciones físicas:

  • Piensa en cómo estás encuadrado en la toma. Te recomendamos elevar la cámara a la altura de tus ojos y colocarla a poco más de un metro de ti.
  • Incluye tus manos en la toma: ayuda mucho para mantener el interés de los estudiantes.
  • Si tienes planificado usar una cámara cenital para hacer una demostración física, consulta los consejos del artículo How to DIY an Overhead Video Shot with What You Have (‘Cómo tomar video en toma cenital usando lo que tienes a la mano’). Si te es posible, te recomendamos filmar las tomas cenitales en formato 4K, pues reduce en gran medida las probabilidades de que haya pixelación al hacer acercamientos y al encuadrar durante la edición.
Para obtener un aspecto cinematográfico, ¡te sugerimos agregar algo de profundidad de campo! Crear algo de separación entre el sujeto (en lo que se enfoca la cámara) y el fondo es una manera excelente de crear una toma atractiva. Si ya trabajas con una cámara DSLR, podrías intentar usar una lente de 50 mm para engrandecer tu imagen. Las aplicaciones móviles para tomar video, como FocosLive, también pueden lograr un efecto similar. O bien puedes simularla usando utilería: ¡mira un ejemplo a continuación!
Vieira-set-depth-of-field.jpg
La Top Teacher Agatha Vieira usa un truco visual simple en su clase Retratos digitales con una paleta de colores limitada en Procreate. Colocando varios objetos en el fondo, el plano medio y el primer plano, ella crea una sensación de profundidad dentro del cuadro.

Grabación de videocapturas comentadas y presentaciones de diapositivas

  • Cambia la resolución de tu pantalla a 1920x1080 para que el video sea de la mejor calidad. Asegúrate de que tu software de videocaptura también grabe tu pantalla en la misma resolución.
  • Instala el software con antelación y realiza algunas grabaciones de prueba antes del día de grabación.
  • Haz una prueba para asegurarte de que puedes capturar audio sin problemas durante la videocaptura. Como alternativa, ten listo un plan para narrar tus videos en off durante la edición.
  • Al grabar tu pantalla, asegúrate de que la ventana que quieras compartir sea lo único que se muestre. Organiza el escritorio y cierra todas las ventanas y pestañas que no estés usando.
  • Ocasionalmente, usa el ratón para resaltar algunas cosas específicas que estén en tu pantalla mientras trabajas. Algunos programas de videocaptura tienen herramientas integradas que reconocen o muestran las teclas que se presionan y los clics del ratón durante la grabación: pueden ser útiles para mostrarles a los estudiantes tu flujo de trabajo en la computadora.

Grabación de metraje secundario y de “detrás de cámaras”

El metraje secundario es el que se usa de complemento para intercalarlo en la toma principal (el metraje principal). Sin embargo, el metraje secundario no es simplemente un material grabado “adicional”, pues puede usarse intencionalmente para aportar detalles y textura a los videos de las lecciones.

Los planos abiertos son una manera excelente de disponer el escenario de tu clase e invitar a tus estudiantes a tu espacio creativo. Puedes experimentar grabando planos abiertos desde distintos ángulos para obtener una apariencia más dinámica.

Las tomas en plano medio dan prioridad a una sección de un plano abierto y lo muestran con más detalles. Esto es exactamente lo que hacen las tomas de las exposiciones en primer plano: llevan la atención hacia ti en la escena. Para el metraje secundario, considera grabar planos medios que se enfoquen en ti mientras demuestras un proceso que sea pertinente para el tema de tu clase: puede ser mientras tecleas en una computadora, haces una lluvia de ideas, bosquejas un mapa del cerebro o pintas una imagen.

Los planos detalle aportan más detalles y energía a tus videos. Algunos ejemplos son tomas de un pincel hundiéndose en pintura, un dedo que presiona una tecla o un primer plano de una reacción facial boba. ¡Todo esto aporta textura y vida a tus videos!

Atkinson-B-roll-1.png
Atkinson-B-roll-2.png
Es posible que el metraje secundario sea la verdadera estrella del video de introducción de la clase Bloqueo del escritor: una guía práctica para derrotarlo del Top Teacher Aram Atkinson. El metraje secundario de tono emocional y cinematográfico de Aram mientras tiene problemas para escribir ilustra la propuesta de valor de la clase y ayuda a los estudiantes a identificarse con el problema que él intenta resolver.
Las posibilidades con el metraje secundario son ilimitadas. Pero no tienes que depender únicamente de las demostraciones físicas: es posible que tengas que simular algunas tomas para obtener el metraje que necesitas. Piensa en cuáles son las actividades que se aplican al tema de tu clase y hazlas frente a la cámara grabando varias tomas desde distintos ángulos y distancias. Por ejemplo, en una clase de productividad, podrías elegir grabarte mientras te desplazas por la pantalla de un celular, escribes o garabateas en un escritorio, lees un libro o trabajas en una computadora.